Economía · 28 de Abril de 2017. 10:20h.

CaixaBank gana un 50% más

El beneficio del primer trimestre supera los 400 millones de euros

CaixaBank gana un 50% más

Jordi Gual es el presidente de CaixaBank, el banco del grupo ‘la Caixa’

CaixaBank, el banco de la Caixa, obtuvo un resultado de 403 millones de euros en el primer trimestre, un 47,9% más respecto al mismo periodo de 2016, tras integrar el Banco Portugués de Inversiones (BPI), con efectos desde el 1 de febrero, que ha aportado dos millones de clientes, 34.037 millones de recursos de clientes y 23.328 millones de crédito bruto, según ha informado este viernes la entidad financiera presidida por Jordi Gual. La contribución de BPI al resultado en los meses de febrero y marzo ha sido de 50 millones, y la integración produce un resultado extraordinario de 159 millones.

El margen de intereses de CaixaBank ha crecido un 13,1% (BPI aporta un 6,8% de crecimiento) hasta 1.153 millones,; los ingresos por comisiones un 20,3% (un 8,7% por BPI) hasta 588 millones, y los créditos sobre clientes brutos y los recursos de clientes un 11,3% (hasta 227.934 millones) y un 11,2% (hasta 338.053 millones), respectivamente (sin BPI estas variables se mantienen estables). Teniendo en cuenta que el proceso de reestructuración que acometerá BPI en los próximos meses tendrá un coste aproximado de 155 millones para CaixaBank, el impacto global de la operación será neutro.

La rentabilidad del grupo CaixaBank mejora en el trimestre 65 puntos básicos y se sitúa en el 6,2% (3,7% en el primer trimestre de 2016), mientras que el margen de explotación es de 792 millones (-13,8%), por la menor generación de ingresos derivados de activos financieros -en 2016 incluían la materialización de plusvalías latentes de activos de renta fija- y de la cartera de participadas, cuya evolución refleja, entre otras operaciones, la venta del 2% de la participación de BPI en BFA (-97 millones).

El grupo CaixaBank alcanza un índice de fortaleza financiera (CET1) del 11,5%, en línea con el rango fijado en el plan estratégico, del 11%-12%. El efecto sobre el capital de la adquisición de BPI ya había sido cubierto con antelación en 2016 con la venta de acciones propias. La evolución del crédito por segmentos presenta indicadores positivos en el crecimiento para la adquisición de vivienda (+11,5%), el impulso del crédito al consumo (+32%) y el crédito a empresas (+46,9%).

La ratio de morosidad del grupo CaixaBank se sitúa en el 6,7%, (6,9% a 31 de diciembre de 2016) tras incorporar BPI, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa mejora hasta el 49% (47% al cierre de 2016). Los saldos dudosos se sitúan al cierre de marzo en 16.135 millones, teniendo en cuenta que BPI ha hecho incorporar 1.508 millones; sin BPI, los saldos dudosos de CaixaBank serían de 14.527 millones, frente a los 16.425 de hace un año.

Por otra parte, el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, ha negado que CaixaBank tenga el proyecto de realizar nuevas adquisiciones tras la opa de BPI. Ha afirmado que ”no tenemos ninguna operación corporativa sobre la mesa y no creemos que la vayamos a tener”. Ha añadido que la entidad trabaja ahora en un plan a cien días para BPI.

0 Comentarios

Publicidad