Economía · 27 de Enero de 2017. 13:38h.

El Sabadell consigue el mismo resultado que en 2015

Provisiona con 490 millones el impacto por las cláusulas suelo

El Sabadell consigue el mismo resultado que en 2015

Imagen de la sede del Banco Sabadell en Barcelona

Banco Sabadell ha obtenido un beneficio de 710,4 millones de euros en 2016, un 0,3% más que el año anterior, tras realizar dotaciones extraordinarias que incluyen el posible impacto de las cláusulas suelo, según ha informado este viernes la dirección de la entidad, con participación del presidente del banco, Josep Oliu, y del consejero delegado, Jaume Guardiola.

Las dotaciones para insolvencias y otros deterioros ascienden a 1.427,1 millones de euros a cierre de 2016 (de los que 490 corresponden al impacto máximo que calcula por cláusulas suelo), frente a los 2.333,2 millones de 2015, lo que supone un 38,8% menos.

La morosidad se situó en el 6,14%, frente al 7,79% de cierre de 2015 y el 6,6% del tercer trimestre de 2016, mientras que el margen de intereses fue de 3.837,8 millones de euros el año pasado, lo que supone un incremento del 19,8% interanual,

Por otra parte, el ratio de capital CET1 alcanzó el 12%, frente al 11,4% de 2015. El margen bruto fue de 5.470,7 millones (-0,1%), y el margen antes de dotaciones de 2.411,5 millones (-15,8%).

Los recursos de clientes en balance crecieron un 5,4% hasta 133.456,6 millones, y los recursos fuera de balance ascendieron a 40.605,9 millones (+8,6%), con un total de recursos gestionados de 201.588,8 millones (+0,6%).

La inversión crediticia bruta viva del grupo cerró diciembre de 2016 con un saldo de 140.557,3 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 3,9% respecto a 2015 a tipo de cambio constante, y un aumento del 2% respecto al tercer trimestre.

La cobertura de los dudosos se sitúa en el 51,55% y se incrementa la cobertura de los activos problemáticos, que se sitúa en el 47,4%, desde el 48,3% del cierre del tercer trimestre.

Los activos problemáticos se han reducido en 2.961 millones de euros en 2016, con un saldo el 31 de diciembre de activos problemáticos de 18.617,1 millones de euros, y un saldo de riesgos dudosos en 9.582,5 millones de euros.

Asimismo, en 2016 el grupo ha reducido su red de sucursales en 106 oficinas, hasta un total de 2.767, y el número de empleados ha caído en 145 personas, hasta 25.945.

El británico TSB, por su parte, que forma parte del grupo, registró un beneficio de gestión antes de impuestos y de extraordinarios de 177,7 millones de libras en 2016, lo que supone un incremento del 68,1%, y un margen de intereses de 866,8 millones de libras, un 10,9% más que en 2015.

0 Comentarios

Publicidad