Economía · 27 de Octubre de 2017. 17:18h.

El Sabadell se queda en Alicante y Madrid

El banco gana 653 millones los primeros nueve meses

El Sabadell se queda en Alicante y Madrid

Josep Oliu (derecha) y Jaume Guardiola, presidente y consejero delegado del Banco Sabadell

La sede social y fiscal del Banco Sabadell se quedará en Alicante, mientras que el gabinete de presidencia y la secretaría general de la entidad se trasladan también fuera de Catalunya, en este caso a Madrid, a consecuencia de la inestabilidad política en el territorio catalán.

El presidente del banco afirmó este jueves en Alicante, donde se reunió el consejo de administración, que “no hay nada fijo en la vida, pero evidentemente [el traslado a esta ciudad de las sedes sociales y fiscal] es una decisión muy meditada que no tiene fecha de caducidad en absoluto”.

Oliu, acompañado por el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, dijo que la reunión del consejo en Alicante supone "una fecha histórica para el Banco Sabadell”, añadiendo que no tuvieron “muchas dudas” para escoger la nueva sede. Señaló que “contemplamos otras ciudades, pero Alicante fue la escogida por varias razones".

Por su parte, el consejero delegado del banco, Jaime Guardiola, durante la presentación en Madrid este viernes de los resultados del tercer trimestre del ejercicio, aseguró que la entidad trasladará el gabinete de presidencia y la secretaría general a la capital del Estado.

Guardiola ha explicado que después del 1-O "hubo inquietud, preguntas y preocupación" entre accionistas y clientes, y que esta situació provocó movimientos de dinero desde Catalunya hacia fuera de la comunidad y también salidas de depósitos.

Ha añadido que esta tendencia "se revirtió totalmente" cuando el pasado 5 de octubre el banco anunció el traslado de su sede social a Alicante, y ahora está nuevamente en una dinámica de crecimiento de depósitos. "Entendemos que la situación ahora está totalmente normalizada", ha precisado.

Sobre el impacto del proceso soberanista en el PIB y en los planes del grupo, ha señalado que “tenemos que esperar un poco, después de este octubre tan movido”, y hay que “ver el efecto sobre la economía española en su conjunto y sobre la catalana”. Ha agregado que “veremos los ajustes que sean necesarios” desde la gestión de los riesgos y comercial.

El consejero delegado ha presentado los resultados, según los cuales el banco ha conseguido un beneficio neto de 654 millones de euros hasta septiembre, un 1,1% más que en los nueve primeros meses de 2016, y ha confirmado su objetivo anual de obtener unas ganancias de 800 millones de euros en el conjunto del año.

Además, la entidad ha realizado dotaciones por importe de 1.117 millones de euros entre julio y septiembre, mientras que en el conjunto del año, estas dotaciones ascienden a 1.968 millones de euros. Así, la entidad ha elevado su cobertura de activos dudosos hasta el 52,8%. La ratio de morosidad del banco continúa reduciéndose, y se situó en septiembre en el 5,4 %, frente al 5,62 % del pasado mes de junio. Por otra parte,   el índice de solvencia  de capital está en el 13,2%.

0 Comentarios

Publicidad