Economía · 21 de Junio de 2017. 19:55h.

Las chapuzas de la Generalitat

El Govern también es responsable de fiascos como la Línea 9, Alguaire o el VAO

Las chapuzas de la Generalitat

Puigdemont y Rull durante la inauguración del tramo del aeropuerto de la L9 (foto: Generalitat)

La Generalitat ha presentado esta semana un informe para denunciar el "deficiente ritmo de ejecución" de las infraestructuras previstas de construir en Cataluna y que dependen del Govern El estudio obvia aquellas obras que dependen del Ejecutivo catalán y que o bien también acumulan importantes retrasos de construcción o incluso han tenido que clausurarse porque no se han cumplido las expectativas de utilización.

Uno de los casos más significativos es la Línea 9 del Metro. Hace 11 años que debería haber sido inaugurada en su totalidad, según las previsiones iniciales. La Generalitat presentó el primer trazado en 1999 y desde entonces se ha ido modificando por decisiones políticas y por imprevistos tanto a nivel económico como geológico. Las previsiones actuales apuntan a que podría estar finalizada en el año 2022, pero mientras tanto, la L9 está formada actualmente por dos pequeños ramales que son utilizados por un grupo reducido de ciudadanos. El ramal del aeropuerto es utilizado diariamente por unas 50.000 personas, cuando las previsiones iniciales apuntaban 75.000. El coste inicial de la infraestructura era de 2.000 millones de euros. Actualmente ya se han gastado 16.000 millones.

Una infraestructura finalizada pero que da dolores de cabeza a la Generalitat es el aeropuerto de Alguaire. El equipamiento recibe cada año unos 30.000 pasajeros, cuando las estimaciones iniciales del Govern apuntaban que debían ser 50.000. Las obras del aeropuerto tuvieron un coste de 90 millones de euros, cuando el presupuesto previsto del proyecto era de 42,5 millones.

Otro dolor de cabeza es el carril bus-VAO de la C-58 entre Barcelona y Ripollet. La Generalitat ha cambiado su uso en tres ocasiones. En un principio, el carril debía ser utilizado por autobuses y por coches que tuvieran más de tres viajeros. Actualmente, el Ejecutivo ya permite que puedan circular vehículos con dos únicos ocupantes. La infraestructura costó 80 millones de euros. Sólo lo utilizan unos 2.000 vehículos diarios.

El Gobierno no sabe que hacer tampoco con el teleférico de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) entre Olesa y Esparreguera. Fue inaugurado en 2005 y en 2011 se clausuró por tener una demanda insuficiente. Las previsiones era que acumulara unos 250.000 viajes anuales, pero en 2010 sólo consiguió 98 mi. La estructura del aéreo tuvo un costo de alrededor de 10 millones de euros.

El VAO, en una foto de archivo

17 Comentarios

Publicidad
#15 Telamarinera, Vilanova , 24/07/2017 - 14:28

Y del canal Segarra- Garrigues, ninguno habla?....lean, lean...

#14 Jos, VNG (South Denmark), 22/06/2017 - 09:49

16.000 milions de la L9. La xifra màgica del Espanya ens roba.

#13 Kropotkin, Vic, 22/06/2017 - 08:05

No puede ser. Gente con apellidos super-catalanes con Puigdemont, Mas, Pujol, Junqueras, Rull, Turull, Tremosa, Romeva o Tarda no pueden cometer errores. Si investigan a fondo se vera que los errores han sido cometidos por funcionarios de bajo nivel apellidados Garcia, Rodriguez o Sanchez. Nos hemos de ir... Es obvio... Jua, jua, jua,...

#12 Carlos Gomez, l´escupeta nasiunal, 22/06/2017 - 02:52

"La llei de transitoritetat garantirà la dació en pagament i revaloritzarà les pensions"

Nacio Digital 22-6-2017

Van començar amb els gelats, despres amb la feminitat de les dones i ara aixo. Si esperem una mica en prometran l´inmortalitat. O un compte numerat a Suissa, ves a saber.

Catalunya primer, que deia Pujol.

#12.1 Krtopotkin, Vic, 22/06/2017 - 09:28

Cuando sabes que no vas a cumplir nada, es mucho mas sencillo prometer todo lo que quieres...

#11 manuel, Barcelona (España), 21/06/2017 - 23:30

Sin ánimo de ser un pesado pero que nos expliquen también esto, a ver que dice Rullito: "L1 del metro para conectar Santa Coloma de Gramanet con Badalona está prevista en el Plan Director de Infraestructuras de la Generalitat vigente, pero el Govern ha confirmado que, de momento, no se llevará a cabo por falta de financiación".