Publicidad
Economía · 30 de Abril de 2019. 20:46h.

CaixaBank gana 533 millones, un 24,3% menos

Pide un “acuerdo de convivencia positivo” para Catalunya

CaixaBank gana 533 millones, un 24,3% menos

Jordi Gual (deecha) y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de CaixaBank

CaixaBank ha obtenido un beneficio de 533 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 24,3% menos que en el mismo período del año anterior, a causa de la ausencia de ingresos extraordinarios, como los vinculados a la venta de Repsol. Si no se tiene en cuenta el impacto de estos extraordinarios, el resultado de la entidad crecería un 4,3%. Los datos del banco del grupo la Caixa, que preside Jordi Gual y tiene a Gonzalo Gortázar como consejero delegado, fueron presentados este viernes.

Durante el primer trimestre de 2018, CaixaBank ganó 704 millones de euros, el 74,7% más que en el mismo periodo de 2017, y en los tres primeros meses de este año el resultado ha llegado a los 533 millones, impulsado especialmente por el crecimiento de los ingresos del negocio bancario, que suponen el 96 % de las entradas de recursos. El grupo bancario atribuye el descenso del resultado en el primer trimestre a la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación, al no atribuirse los resultados de Repsol tras el acuerdo de venta (63 millones), y después de la reclasificación contable (76 millones) del angoleño BFA.

Además, impactan los menores resultados extraordinarios por activos y pasivos financieros y otros como la revalorización de la participación del portugués BPI en Viacer -una cervecera portuguesa- en 2018 (54 millones). El crecimiento de los ingresos específicamente del negocio bancario, que alcanzan los 2.027 millones (+0,9 %), impulsan los beneficios, apoyados por un aumento del margen de intereses del 2,9 %, hasta los 1.237 millones, pese al descenso de las comisiones del 2,2 %, hasta los 612 millones. En los resultados destaca también la contribución del negocio bancario y asegurador, que asciende a 415 millones, mientras que la aportación del negocio de participaciones alcanza los 60 millones, y la de BPI a los 58 millones.

Gortázar fue preguntado sobre la influencia de Podemos tras las elecciones generales del 28-A y la posible implantación de un impuesto para la recuperación de las ayudas a la banca, y respondió que sería una medida "sin sentido”. Según el consejero delegado de CaixaBank, “no tiene sentido penalizar a las entidades que han hecho las cosas bien por los errores de las que han desaparecido”.

Sobre los posibles pactos de investidura y de gobierno del PSOE, los socialistas, dijo que CaixaBank  "respetará los acuerdos que puedan alcanzar los partidos", y evitó responder a si la entidad financiera es partidaria de una abstención de PP y Ciudadanos para propiciar un Gobierno del PSOE en solitario. También se mostró a favor de seguir avanzando en el diálogo en Catalunya, hasta "llegar a un acuerdo de convivencia positivo, aunque sea difícil".

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad