Publicidad
Economía · 1 de Febrero de 2019. 12:45h.

CaixaBank gana casi 2.000 millones en 2018

El beneficio aumenta un 18% sobre el año anterior

CaixaBank gana casi 2.000 millones en 2018

Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de CaixaBank

CaixaBank ha obtenido en el ejercicio de 2018 un beneficio atribuido de 1.985 millones de euros, lo que representa un aumento del 17,8% respecto a 2017, según la presentación de resultados del banco del grupo la Caixa, que preside Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar.

El resultado de CaixaBank en España ha alcanzado los 1.605 millones de euros, un 6,4% más, mientras que el banco portugués BPI ha contribuido al beneficio con un total de 380 millones, frente a los 176 millones de euros en el ejercicio de 2017.

El margen bruto se ha situado en 8.767 millones de euros (+6,6%) por la fortaleza de ingresos básicos del negocio bancario, que aumentan un 4,2% en el grupo hasta los 8.217 millones. El margen de intereses ha crecido un 3,4% y ha alcanzado los 4.907 millones de euros, crecimiento motivado por la mejora en la rentabilidad del crédito, la gestión de la financiación minorista y el ahorro en los costes de la financiación institucional.

Los ingresos por comisiones se han situado en los 2.583 millones de euros, un 3,4% más respecto al mismo periodo del año anterior: han descendido en un 2,2% las comisiones bancarias, de valores y otros, y han crecido en un 12,6% las comisiones de fondos de inversión, carteras y las sicav, mientras que la volatilidad de los mercados ha incidido negativamente en la evolución del patrimonio en el cuarto trimestre, por lo que las comisiones por este concepto han bajado en un 2,8%.

Jordi Gual ha dicho que “cerramos una etapa que comenzó hace cuatro años y lo hacemos muy satisfechos de haber logrado los principales objetivos estratégicos, aunque en el tramo final de este ejercicio se ha hecho patente una desaceleración debido a los focos de tensión con el Brexit, las relaciones comerciales entre EE UU y China y la prima de riesgo italiana”.

Ha añadido que “esperamos que el crecimiento en el próximo año sea inferior, y a medida que las incertidumbres se resuelvan podremos ir de menos a más, al contrario que este año que hemos ido de más a menos”.

Por otra parte, Caixabank ha negado tener interés en una fusión con Bankia, según Gortázar, que ha descartado esa posibilidad y ha insistido en que están absolutamente centrados en las operaciones ya abiertas, como el encaje de la portuguesa BPI o el ERE actualmente en fase de negociación.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad