Publicidad
Economía · 27 de Julio de 2018. 16:34h.

CaixaBank y Sabadell, contra el impuesto a la banca

Critican el proyecto de Gobierno del PSOE para financiar las pensiones

CaixaBank y Sabadell, contra el impuesto a la banca

Montaje gráfico con las sedes de CaixaBank y Banco Sabadell

CaixaBank, el banco del grupo la Caixa, y Banco Sabadell, se han mostrado este viernes contrarios al impuesto sobre las entidades financieras que proyecta el Gobierno del PSOE para financiar el déficit del sistema de pensiones. En los últimos días, distintas entidades financieras como Bankia, Bankinter y Banco Santander también han rechazado la aplicación del nuevo impuesto.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, el banco que preside Jordi Gual, ha dicho que “no es el momento, ni es una buena idea”. Ha pedido que el Ejecutivo revise el equilibrio de sus cuentas. "Tenemos que hacer un esfuerzo para reducir el déficit público; es la mejor receta para mantener el estado de bienestar", ha dicho. Ha añadido que el impuesto de sociedades efectivo que paga la entidad es del 23%, pero llega hasta el 29 o el 30% si se tiene en cuenta lo que abonan por ese concepto las empresas participadas. El tipo máximo de sociedades de la banca es del 30% y el del resto de empresas del 25%.

Por su parte, Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell, que preside Josep Oliu, ha señalado que “no nos gusta la propuesta de un impuesto” y que “es una decisión que puede distorsionar el juego de la competencia, incluso en términos de posición relativa internacional”. Ha añadido que la banca “paga muchos impuestos”, incluso tasas más elevadas que otros sectores, y que el proyecto del Ejecutivo  estatal “puede presionar los resultados a la baja y hacer el sector menos atractivo”. Ha asegurado que “defenderemos nuestros intereses. Trataremos de convencer [al Gobierno español] de que no tiene sentido económico. Si se acaba produciendo, haremos lo que tengamos que hacer: ver cuál es su impacto”. También ha advertido de la posibilidad de que la banca española se vuelva poco atractiva para los inversores.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad