Publicidad
Economía · 28 de Junio de 2011. 22:32h.

Censura sindical a la gestión de CatalunyaCaixa

La entidad prepara el traspaso del negocio al nuevo banco, Catalunya Banc

Censura sindical a la gestión de CatalunyaCaixa

El director general de CatalunyaCaixa, Adolf Todó, en una imagen de archivo

Los dos consejeros del sindicato CSICA-CatalunyaCaixa presentes en la asamblea general que la entidad ha celebrado este martes han votado en contra de la gestión llevada a cabo por el consejo de administración y la dirección liderada por Adolf Todó, durante el año 2010.

Según ha expresado la consejera general Norma Gutiérrez, la disconformidad y el descontento del sindicato vienen motivados porque, una vez concluido el proceso de fusión de las tres cajas originarias de la entidad, "la evolución que debe tomar CatalunyaCaixa como empresa no se corresponde en absoluto con la gestión que se ha hecho de la entidad".

Gutiérrez ha señalado además, la disconformidad del sindicato con el plan estratégico presentado por la dirección de la caja para este 2011 y ha pedido un cambio de rumbo en la forma en la que se está gestionando la entidad.

La asamblea general ha aprobado las cuentas anuales y el informe de gestión de 2010 y ha dejado para una asamblea general extraordinaria la aprobación definitiva de la actividad financiera al nuevo banco, Catalunya Banc.

El año 2010 fue un año de fuerte actividad en CatalunyaCaixa, destacando datos como el crecimiento en recursos en un 4,5%, con la captación de 1.247 millones de euros mediante nuevos productos y el incremento del coeficiente de solvencia del 9,8% al 11,2%.

La entidad destaca en un comunicado el avance de los trabajos relativos al plan de integración de las tres cajas fusionadas, que han permitido su realización completa en un tiempo récord de diez meses, la creación y lanzamiento de la nueva marca CatalunyaCaixa, la contención de la morosidad y el notable nivel de comercialización de inmuebles que, de julio a diciembre, asciende a 2.274 inmuebles vendidos o alquilados.

CatalunyaCaixa fue la primera caja de ahorros que adaptó sus estatutos a la nueva normativa española y catalana y constituyó unos nuevos órganos de gobierno operativos desde noviembre de 2010, que ya fueron elegidos sin cargos políticos electos ni altos cargos de la administración.

En la asamblea se ha completado la adaptación del número de miembros de los órganos de gobierno para cumplir con el límite de presencia de representantes de las administraciones públicas.

Por ello, la entidad ha procedido a reducir los consejeros de esta procedencia a favor de los representantes de los impositores y de acuerdo con los estatutos, CatalunyaCaixa ha procedido a la sustitución de seis representantes de las corporaciones locales por seis representantes de los impositores.

Este cambio implica también la incorporación de un representante de los impositores en el consejo de administración de la entidad en sustitución de un consejero que procedía de las corporaciones locales.

De esta forma se incorpora al consejo de administración Rosa Agulló Gasull, doctora en psicología clínica, profesional liberal y profesora de la Universidad de Barcelona, y así se ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad