Publicidad

Jordi Alberich, economista: "Han vuelto muy pocas empresas"

"No vamos bien"

Jordi Alberich, economista y exdirector general del Círculo de Economía, ha afirmado en una entrevista en el canal de YouTube del director de e-notícies, Xavier Rius, que en "Catalunya desde hace ya tiempo, especialmente a raíz de la aceleración del proceso, hay datos suficientes para pensar que no vamos bien".

El economista cree que "Catalunya ha dejado de ser una pieza indispensable en muchas de las cosas que ocurren en España" y añade que también "ha dejado de tener una voz en Europa que la teníamos".

Jordi Alberich explica que "cada vez aparecen más voces señalando que una de las razones por las que el proceso tomó una notable velocidad es por el silencio de las élites del país". El economista piensa que hubiera sido clave que "el empresariado se hubiera manifestado desde el primer momento". "Hubiera ido bien que quienes pensaban que las fases del proceso no eran sólidas y nos podían conducir a lo que nos han conducido, cierto empantanamiento, lo hubieran dicho", añade.

El ex director general del Círculo de Economía asegura que "han vuelto muy pocas empresas" y esta situación no va a cambiar a corto plazo, ya que "hasta que no vean las cosas muy claras no van a volver porque no están mal". Esta fuga de sedes del territorio catalán puede provocar problemas a largo plazo, según explica Jordi Alberich.

"Algo profundo ha ocurrido para que haya esa desafección con el sistema, para que la política se hunda y que la sociedad se fracture", ha declarado el economista durante la entrevista.

Jordi Alberich también ha hablado sobre la economía mundial y afirma que "occidente todavía tiene mucho que decir en el mundo". "No veo ese sorpasso tan rápido de China, al igual que no veía el de otros países", ha argumentado.

Publicidad
Publicidad

10 Comentarios

Publicidad
#8 Josep, nos vamos directos a la m, 01/11/2021 - 13:40

no es nada barato desplazar una empresa productiva, primero desplazas la parte administrativa y directiva, pero, con el tiempo, terminas desplazando la parte productiva ya que de lo contrario se pierden la sinergias que permite reducir costes; pasado un tiempo la nueva ubicación termina siendo la definitiva para no asumir nuevos costes

#7 No exactament, Chez Titole, 01/11/2021 - 09:46

El que passa és que fan cua per venir i com que n'hi ha tantes de tot arreu que volen venir cap aqui a investir, doncs ja se sap què passa amb les cues que no s'acaben mai de moure, pero de voler venir sí que volen, tot i que sovint es queden a mig camí, a Madrit o algun lloc on els fan pagar menys impostos i no hi ha merder identitari ni òsties.

#5 Conxita de Riudecols, Riudecols , 01/11/2021 - 08:24

No anem bé però ho estàveu callats o els aplaudieu quan havieu de ser part de la solució. Us vau convertir en part del problema, com tants d'altres, ara us foteu.

#4 Josep, Olot, 01/11/2021 - 05:58

A catalunya mentre tinguem a bon preu, gallina blanca, casa tarradelles, petrolis independents i la vanguardia, ja hem fem.prou. jajajajajajaja...

#4.1 ALEX, Terrasa, 01/11/2021 - 10:18

Y la Seat,si un día se llevaran la Seat que no creo que esto pasase, la ostia económica sería brutal en Cataluña.

#4.2 Marc de Vich, Vich, 01/11/2021 - 11:07

#4.1

Cuando se despierte por la economía, y nos demos cuenta que lo hemos tirado por la borda, por mantener a cuatro pueblerinos con boina, lloraremos. Antes que la SEAT están las petroquímicas, ambas aunque dependen de las inversiones de España, que aporta mucho más que Cataluña, se pueden ir cuando sus juntas directivas lo decidan, sin más

#4.3 Schluss, Barna, 01/11/2021 - 11:28

A aquesta trepa se'ls en refot la SEAT i l'economía en general, saben que mantinguent els tics identitaris, el 1714 transvestit de revolució enlloc del que era realment i la collonada del full de ruta ja en tenen prou. El que volen és anan fent.

#3 A., Barcelona, 31/10/2021 - 23:03

La tropa llacista és més feliç veient les performances del pastisser de Waterloo, la fraccionacontractes del parlament i els bricoherois que no pas sentint a parlar de empreses i creixement. Que la realitat i l'economia no els hi amarguin el més important per ells: els sentiments. I així s'enfila Catalunya cap a la decadència