Economía · 9 de Febrero de 2010. 18:44h.

¿Quién se fía de Corbacho?

El ministro aseguraba el 31 de Enero que la Seguridad Social goza de "una salud de hierro"

¿Quién se fía de Corbacho?

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, acompañado por el viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, durante un reciente acto sobre la crisis económica en la sede de los socialistas catalanes en Barcelona

El día 29 del pasado mes de enero, el Consejo de Ministros aprobaba la propuesta de aumentar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, entre otras propuestas. El objetivo es prevenir un deterioro de las cuentas de la Seguridad Social y garantizar el futuro del sistema de pensiones. Sin embargo, dos días después, el 31 de enero, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, declaraba: "Las cuentas de la Seguridad Social gozan de una salud de hierro".

Según dijo Corbacho,  "el debate se inicia ahora" y no es necesario llegar a un acuerdo "en tres meses" porque "el tiempo no acucia". A pesar de que "el tiempo no acucia", pocos días después la bolsa española se hundió a consecuencia de una pérdida internacional de credibilidad en el futuro de la economía española, unida al convencimiento de que las medidas gubernamentales eran insuficientes para reducir el déficit y, al mismo tiempo, garantizar el sistema de pensiones.

El ministro también calificó de "magníficas" las cuentas de la Seguridad Social, pero una semana después, el Gobierno español, y en concreto el ministerio de Economía, tuvo que organizar un despliegue sin precedentes en varias capitales europeas para convencer a los inversores internacionales de la capacidad de la economía española para afrontar la deuda del Estado.

Además, a pesar de "la salud de hierro" de la Seguridad Social, pocos días después de las palabras del ministro de Trabajo la prensa y los expertos internacionales especializados cuestionaban con dureza la solidez de la economía del Estado español, mientras aumentaban la prima de riesgo y los seguros de impago  de la deuda pública española.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Matilde, Mollerussa, 10/02/2010 - 00:15

I és cert. Però la banca té ganes de ficar la mà a la caixa de la Seguretat Social i per això tot awuest ciri. Privatitzar les pensions és el qeu voldria el capital especulatiu!