Publicidad
Economía · 9 de Febrero de 2010. 22:14h.

Zapatero no convence ni a Castells

El consejero critica las "cosas que chirrían" en la actuación del Gobierno español

Zapatero no convence ni a Castells

Antoni Castells, consejero de Economía, en un momento de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern (foto: ACN / Xavier Alsinet)

El consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, ha criticado este martes los "desajustes" y las "cosas que chirrían" en la actuación del Gobierno español en los últimos días, que han provocado un clima de "desconfianza" ante la situación económica española.

Tras la reunión del Consell de Govern, Castells ha dicho que las reformas impulsadas por el Estado son necesarias -y de hecho se ha mostrado partidario de incrementar la edad de jubilación-, pero ha criticado cómo se han planteado por la "reacción de desconfianza, temor e incertidumbre" que han creado. El consejero no ha abonado una teoría de la conspiración, como se ha apuntado desde el Gobierno.

Castells ha avalado la iniciativa del Gobierno de presentar reformas en ámbitos como el del mercado laboral, las pensiones o la jubilación. "Los temas se deben tocar", ha dicho, "hay que tener coraje, valentía, coger el toro por los cuernos y explicar a la ciudadanía la situación, que es posible salir pero hay que hacer esfuerzos y sacrificios, que hay que hacer reformas". De hecho, el consejero ha sido taxativo a la hora de defender la necesidad de aumentar la edad de jubilación, que el Estado plantea pasar de los 65 años a los 67.

Pero también ha dicho que "los temas se han de tocar; otra cosa es si a veces hay desajustes, hay cosas que chirrían de la manera que se hacen", y que "esto pueda provocar una cierta reacción de desconfianza, de temor y de incertidumbre".

"Basta ver lo que ha sucedido la última semana y la necesidad que ha habido que ir a tranquilizar", ha añadido, en referencia a la visita de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, a Londres para explicar la situación económica española y la actuación del Estado español en los mercados británicos. Además, se ha declarado "poco partidario de las teorías conspirativas. Creo que la reacción que se produce, desgraciadamente se basa en una realidad compleja", ha dicho.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad